7 claves para liberarnos emocionalmente de nuestros padres

Por Borja Vilaseca

Somos una sociedad de niños traumados que siguen en guerra con papá y mamá. Hasta que no nos liberemos de su influencia psicológica –y nos emancipemos emocionalmente de ellos– no lograremos estar verdaderamente en paz con nosotros mismos.

Una de las paradojas más grandes es que la familia es, en demasiadas ocasiones, fuente de lucha, conflicto y sufrimiento. Curiosamente, el concepto de “familia feliz” suele ser un oxímoron. Es decir, una contradicción en sí misma. La incómoda verdad es que la gran mayoría de nosotros estamos –o hemos estado– peleados con nuestros progenitores. Por más “adultos” que nos consideremos, muchos seguimos cargando con una mochila emocional repleta de heridas y traumas originados durante nuestra infancia. Y estos condicionan inconscientemente la relación que mantenemos con la pareja, los hijos y la sociedad.

Las pataletas que tenemos con 30, 40 o 50 años ponen de manifiesto que en nuestro interior reside un niño acomplejado, inseguro y enfadado. En general, seguimos identificados con el arquetipo de “hijo”, impidiéndonos conectar con el adulto que podemos llegar a ser. Para emanciparnos emocionalmente de nuestros padres y ser libres de su influencia psicológica, es fundamental emprender el apasionante viaje del autoconocimiento, realizando los siguientes 7 aprendizajes vitales:

1. Deja de culpar a tus padres de tu sufrimiento y asume tu parte de responsabilidad
Solemos culpar a nuestro padre y a nuestra madre de nuestras inseguridades, carencias y frustraciones. Nos convencemos a nosotros mismos de que la causa de nuestro malestar y sufrimiento tiene que ver con lo que nuestros padres fueron e hicieron. Sin embargo, la verdad es que nada ni nadie puede hacernos daño emocionalmente sin nuestro consentimiento. La raíz de nuestras perturbaciones no se encuentra en lo que pasa, sino en lo que interpretamos acerca de lo que pasa. Por más doloroso que sea para el ego, tarde o temprano hemos de soltar el victimismo. Madurar implica reconocer que somos co-creadores y co-responsables de nuestra vida.

2. No intentes cambiar a tus padres; acéptalos tal como son
Otro indicador de inmadurez es que seguimos intentando cambiar a nuestros progenitores. Prueba de ello es que nos frustramos cuando no cumplen con nuestras expectativas ni son como a nosotros nos gustaría que fueran. Dado que no nos aceptamos a nosotros mismos tal como somos, nos es imposible aceptarlos a ellos tal como son. Esta es la razón por la que, en ocasiones, juzgamos y criticamos su comportamiento. Emanciparnos emocionalmente pasa por renunciar a la relación idealizada que nos gustaría mantener con ellos. Solo así podemos discernir entre lo que pueden darnos y lo que no, aprendiendo a disfrutar del vínculo real que sí está a nuestro alcance.

3. Asume que no eres responsable de la felicidad de tus padres
Si bien cuando culpamos a nuestros padres de nuestro sufrimiento caemos en el victimismo, cuando queremos salvarlos caemos en el buenismo y en el paternalismo. Remontémonos a nuestra infancia. Quizás hubo un momento en el cual nuestra madre estaba descentrada. Y en cierta ocasión, siendo niños pequeños, rompimos sin querer un vaso de cristal. Frente a esta situación, ella reaccionó impulsivamente, se perturbó a sí misma y seguidamente nos culpó de su malestar. De esta manera y por medio de episodios como éste, crecimos creyendo que la felicidad o infelicidad de nuestros padres estaba vinculada con nuestro comportamiento. Liberarnos emocionalmente de ellos implica comprender que su bienestar emocional no es nuestra responsabilidad, sino la suya. Principalmente porque nadie hace feliz a nadie. Lo mejor que un padre puede hacer por sus hijos es ser feliz. Y lo mejor que un hijo puede hacer por sus padres es ser feliz. Lo más importante es que seamos el cambio que queremos ver en nuestra familia.

4. No esperes que tus padres te quieran; ámalos tú a ellos
¿Dónde está escrito que los padres tengan que querer a sus hijos? Sería maravilloso que esto sucediera, pero en general no es así. ¿Cómo nos van a querer nuestros padres si no saben amarse a sí mismos? Si realmente queremos cortar el cordón umbilical emocional con nuestros progenitores, hemos de reconocer que no necesitamos nada de ellos para ser felices. En vez de esperar que nos apoyen, nos comprendan o nos quieran, empecemos por amarlos nosotros a ellos. En vez de pedir, empecemos a dar. Ese es el verdadero cambio de paradigma.

5. Mira al ser humano que hay detrás de “mamá” y “papá”
Liberemos a nuestros padres de la responsabilidad de estar a la altura de nuestras expectativas. Recordemos que son seres humanos y que, como nosotros, están llenos de miedos, frustraciones y complejos. Es fundamental no olvidar que ellos también fueron niños y que probablemente carguen con una mochila emocional mucho más pesada que la nuestra. Si investigamos acerca de su infancia, así como del tipo de relación que tuvieron con sus propios padres, seguramente verificaremos que sus circunstancias existenciales fueron más adversas que las nuestras. Al quitarles la etiqueta “papá” y “mamá” empezamos a ver a los seres humanos que hay detrás. Así es como podemos desapegarnos de ellos, dejando de tomarnos como algo personal sus actitudes y comportamientos.

6. Valora y agradece todo lo que tus padres han hecho por ti
Es muy fácil protestar y quejarnos de nuestros progenitores. Es una simple cuestión de imaginación encontrar más de un motivo por el cual condenarlos y rechazarlos. Por más errores que hayan cometido, cabe recordar que nadie nos enseña a ser padres. Criar hijos es la experiencia más desafiante de la vida. Así, al igual que nosotros, nuestros padres lo han hecho lo mejor que han sabido desde su nivel de consciencia y su grado de comprensión. Además, sus motivaciones jamás han estado guiadas por la maldad, sino por la ignorancia y la inconsciencia. ¿Y si en vez de seguir quejándonos y juzgarlos empezamos a valorar todo lo que han hecho por nosotros? Estar agradecidos es un síntoma de emancipación emocional y, en definitiva, de verdadera madurez.

7. Comprende que no tienes los padres que quieres, sino los que necesitas
Muchas personas sostienen que los hijos elegimos a nuestros padres antes de nacer. Sin embargo, es complicado poder verificarlo empíricamente. Lo que sí podemos comprobar es que no hemos tenido los padres que queremos, si no los que hemos necesitado. ¿Para qué? Para pasar por nuestro infierno personal, tocar fondo, iniciar una búsqueda interior, despertar y descubrir quienes verdaderamente somos. Por lo tanto, en vez de odiar a nuestros progenitores por cómo nos trataron, aprovechémoslos para ir más allá de nuestro propio ego y poder así reconectar con el ser, convirtiéndonos en el ser humano que podemos llegar a ser. Solo entonces concluiremos que no cambiaríamos nada de nuestra infancia. Más que nada porque verificamos que fue perfecta tal como sucedió para que hoy seamos el adulto consciente, responsable, libre, feliz y maduro en el que nos hemos convertido gracias al proceso de autoconocimiento realizado.

En este sentido, Milton Erickson dijo que “nunca es tarde para tener una infancia feliz”. En otras palabras, siempre podemos reinterpretar y re-escribir nuestra historia, comprendiendo que una cosa es lo que sucedió –hechos y circunstancias neutros– y otra muy distinta, lo que hicimos con ello en forma de interpretaciones subjetivas y distorsionadas. Hacernos adultos pasa por asumir nuestra parte de responsabilidad, haciéndonos cargo de sanar las heridas emocionales de nuestro niño interior. Para ello, es fundamental matar a nuestros padres con el cuchillo del amor. Es decir, liberarnos de su influencia psicológica, siendo verdaderamente libres para ser nosotros mismos y seguir nuestro propio camino en la vida. Estar en paz y agradecidos con nuestro pasado nos permite estar a gusto y ser felices en nuestro presente, mirando al futuro con confianza y optimismo.

*Este artículo es un resumen de la conferencia “Ama a tus padres para liberarte de ellos”, impartida por Borja Vilaseca el pasado 25 de octubre de 2018.

By |2019-12-02T08:31:05+00:0013 febrero, 2019|Familia y pareja|11 Comentarios

11 Comentarios

  1. Team Building Mexico 22 abril, 2019 at 9:11 pm - Reply

    Un artículo muy interesante! Definitivamente cortar los lazos emocionales con los padres es una de las cosas más difíciles que se pueden hacer, sobre todo requiere de mucha disposición de la persona para realizar este trabajo personal y solo así poder liberar una gran carga. Muchas gracias por compartir.

  2. Hermilda 5 mayo, 2019 at 3:06 pm - Reply

    Excelente reflexion…..para mi ha sido muy sanador y liberador comprender eso y hacerel proceso con mis padres, gracias

  3. Milena 2 junio, 2019 at 7:50 am - Reply

    Es fundamental comenzar un proceso de sanación emocional por sus orígenes, tu infancia y la relación con nuestros primeros referentes, nuestros padres, para poder así alcanzar esa paz interior que tanto anhelamos. Gracias por compartir información tan útil.

  4. Veronica 8 junio, 2019 at 10:36 pm - Reply

    Por mucho tiempo culpe y me victimize por la infancia que había tenido, reprochando a la vida por que no había tenido un padre que me amara, a cambio la vida me dio una madre con muchas virtudes y defectos que me amo e hizo por mi lo necesario, ahora como persona adulta con dos hijos cuyos padres tampoco han estado a su lado m, me doy cuenta que no fue culpa de nadie ni siquiera de ellos, son seres humanos que han vivido y viven en su ignorancia, trato de enseñarles a mis hijos que deben tener la apertura de su corazón en caso de que ellos algún día los busquen, si no es así perdonarlos con el corazón porque su infierno fue su propio sufrimiento de lo que no hicieron, amo a mis hijos y solo quiero que sea. N felices les pido perdón pero lo he hecho lo mejor que he podido con la herramientas que la vida me dio buenas y no tan buenas, Borja me encanta tu página y videos mil gracias por compartir tanto … Vero Rodríguez – Mexico

  5. Maribel 8 agosto, 2019 at 8:37 pm - Reply

    Gracias Borja, una gran lección de vida.
    Les he pasado el artículo a mis hijos, con la esperanza de que sean más compasivos con nosotros, sus padres, quizás bastante más y mejor que lo fuimos nosotros con nuestros padres. Una familia sin resentimientos ni culpas está más próxima a la alegría y la paz … Aunque sea siempre un milagro en equilibrio. Una forta abraçada

  6. Marinela 28 agosto, 2019 at 10:35 am - Reply

    La razón principal por la que comparto este testimonio aquí es por el Dr. Maleek, el magnífico Dr.
    porque mi madre estuvo gravemente enferma de cáncer de hígado durante más de 2 años. He acudido a tantos médicos y terapeutas, incluidos hospitales, todo en vano. Un día me encontré con una publicación en Facebook sobre cómo el Dr. Maleek curó a una mujer de Tumor, y que él puede curar cualquier tipo de enfermedad, así que rápidamente lo contacté en él a través de su contacto móvil +2348139565427 a través de Whats-app. Y él me dio seguridad y también seguí todas sus instrucciones zaq y hoy esa seguridad se ha cumplido, así que decidí pagarle al contarles a todos los presentes sobre este maravilloso y maravilloso Dr. herbal. Si estás enfermo o afligido, no estés tímido o asustado
      para contactarlo hoy a través de Whats-app +2348139565427 también puede contactarlo a través de su correo electrónico: [email protected]

  7. Milagros Lopez 9 septiembre, 2019 at 1:21 pm - Reply

    Me encantaría compartir mi testimonio aquí. Mi nombre es Milagros López de la ciudad de México, me casé con mi esposo hace aproximadamente dos años, comenzamos a tener problemas en casa cuando deja de dormir en la misma cama, peleando por pequeñas cosas que siempre llega a casa tarde por la noche, bebiendo demasiado y durmiendo con otras mujeres, nunca he amado a ningún hombre en mi vida, excepto a él. él es el padre de mi hijo y no quiero perderlo porque hemos trabajado muy duro juntos para convertirnos en lo que somos y tenemos hoy. Hace unas semanas, ahora decidió vivir conmigo y el niño, ser madre soltera puede ser difícil a veces, así que no tengo a nadie a quien recurrir y estaba con el corazón roto. Llamé a mi madre y le expliqué todo, mi madre me contó sobre Drigbinovia cómo la ayudó a resolver el problema entre ella y mi padre. Me sorprendió porque han estado sin el uno al otro durante tres años y medio y fue como un milagro cómo volvieron el uno al otro. Me dirigieron a Drigbinovia y le expliqué todo, así que me prometió no preocuparme de que lanzará un hechizo y hará que las cosas vuelvan a ser como estábamos tan enamorados nuevamente y que era otro espíritu femenino el que estaba controlando mi marido, me dijo que mi problema se resolverá dentro de 2 días si creo que dije que sí, así que me lanzó un hechizo y después de dos días volvió mi amor pidiéndome que lo perdonara. Estoy muy feliz ahora. así que por qué decidí compartir mi experiencia con todos los que tienen ese problema, póngase en contacto con Drigbinovia el gran lanzador de hechizos en su dirección de correo electrónico / [email protected] y Via whatapp +2348144480786 gracias por compartir su tiempo conmigo

  8. Anónimo 1 diciembre, 2019 at 7:37 pm - Reply

    No estoy de acuerdo con una cosa, cuando dices Borja eso de “una cosa es lo que sucedió –hechos y circunstancias neutros– y otra muy distinta, lo que hicimos con ello en forma de interpretaciones subjetivas y distorsionadas”, me pregunto cómo se sentirá un niño o niña que fuera maltrado o abusado sexualmente. Creo que hay casos en los que es totalmente lícito que se perciba ese hecho como negativo, sentir rabia, rencor, odio, tristeza, o el sentimiento que fuere, y después intentar trascenderlo y avanzar. Me gustaría saber tu opinión sobre situaciones así. En tales circunstancias hay que perdonarlos y amarlos? A veces, algo que además está apoyado por muchos terapeutas, hay que “divorciarse” de los padres, incluso en ocasiones para siempre, porque el daño hecho es brutal, y no hay otra forma de sanación y recuperación de la propia vida y del propio ser que desde la distancia. Un saludo y muchas gracias.

  9. ANDREA 28 enero, 2020 at 2:41 pm - Reply

    Me parece muy bien que tengas la iniciativa de compartir lo que has aprendido en tu historia de vida. Sin embargo, en ninguna parte de veo facultado como psicólogo para hablar de temas absolutamente delicados que comprometen la estabilidad de las personas. No es que la Psicología sea una logía y haya que ser parte de una secta, pero por alguna razón se diferencia de la autoayuda y consejos de Biblia que se imparten en los cursos atrapa incautos. Por esa razón, es absolutamente ofensivo que desde esa perspectiva alguien se atreva a decir que la causa del sufrimiento no es el hecho en sí, sino su interpretación, pues esto demuestra una infinita ignorancia acerca de que: la forma en la que se interpretan los hechos, está mediada por la cultura en la que uno se desarrolla. Es decir, no es que uno venga con un aparato interpretador desde otro planeta. Vos mismo tenés uno, y vaya que con una ideología bastante clara de la cual no has escrito sobre las implicaciones éticas que tiene. Pero claro, como tu aparato de interpretación no te permite ver que estás en el agua, pues piensas que ya estás por encima del bien y del mal. Ahora, precisamente por el hecho de que padres y madres son ante todo seres humanos, mayor responsabilidad les cabe, por omisión o por acción, por los estragos causados en la vida de sus hijos, pues su interpretación de que no nacieron preparados para ser padres, no los exime de actuar responsablemente. Obviamente otro aspecto es la culpa, que es con el que la mayoría de personas efectivamente cargan, pero de responsabilidades: todo el mundo lo es, y no por responsabilizar en nivel mayor a unos por su rol determinante, se está uno eximiendo de la propia. Además, tampoco encuentro mucha reflexión, no sólo en este post sino en otros, sobre el tema de que has tenido muchos recursos en la vida para tu desarrollo. Y entonces como siempre, hablar de hambre con el estómago lleno, tiene sentido para quién? con qué propósito? No dice el filosófo más grande de la historia que este pobre mundo se ha dado el lujo de tener que “no hay que hablar de lo que no se sabe”? Con qué ética podemos decirle a los demás todo lo que hay que saber sobre “A” cuando nosotros hemos estado alejados de eso? Claro, tu ética si que lo permite porque es más moral que reflexiva, pero un proceso ético serio, jamás optaría por responsabilizar a los sujetos por lo que tienen y por lo que no.
    Además, literariamente los escritos están llenos de lugares comunes y eso me lleva a preguntar entonces: cuál fue tu proceso reflexivo que te condujo a una ética propia? porque si yo copio y pego cualquiera de estas líneas, van a resultar millones de resultados con 99 por ciento de similitud. Porque claro, obedece a una interpretación del mundo limitada y descarada para con el sentido psicológico de la vida que cada persona tiene. Me pregunto qué lugar tienen esos lugares comunes en tu psiquismo y qué accionan y qué omiten. Eso sí, sin responsabilizarte de que sos mero reproductor de una ideología cultural, porque claro, si a mi me ofrecen por 2 pesos botar cualquier carga, pues manos al bolsillo que en todo caso el valor de 2 pesos es mucho menor que el valor requerido para reconocer que uno está atrapado y sin salida y es mejor pagar los 2 pesos por una vieja tabla roída que caer sin agarre en un eterno precipicio. Saludos.

  10. Sarah Williams 31 enero, 2020 at 11:31 pm - Reply

    Nunca creí en hechizos o magias hasta que conocí a este lanzador de hechizos especial llamado Dr.WEALTHY. El hombre con el que quería casarme me dejó por otra mujer y mi vida estaba al revés. Estuvimos juntos durante 4 años y realmente lo amo mucho, me dejó por otra mujer sin ninguna razón, intenté llamarlo, nunca contestó mis llamadas y no quiere verme. Hasta que vi una publicación sobre Dr.WEALTHY sobre cómo ha estado ayudando a las personas y le conté al hombre lo que sucedió. me ayudó a hacer algunas lecturas y después de las lecturas me hizo darme cuenta de que la otra mujer había hecho algunos hechizos sobre mi esposo y esa es la razón por la que me dejó, me dijo que me ayudará a lanzar un hechizo para traer él de vuelta. Al principio era escéptico, pero lo intenté. En 4 días, mi esposo me llamó y vino a pedirme disculpas. No puedo creer que pueda volver a verme, pero ahora estoy feliz de que haya regresado y ahora estamos casados ​​y vivimos como una familia feliz. Estoy publicando esto en el foro si alguien necesita la ayuda de este hombre. Puede contactarlo a través de esta dirección de correo electrónico: [email protected] o llamar / Whatsapp +2348105150446

  11. Damaris Sosa 3 febrero, 2020 at 6:14 pm - Reply

    Mi corazón se ha roto durante los últimos dos años y fue como si nunca fuera a encontrar lo que se llama amor nuevamente. Lloré y lloré durante días y noches durante los últimos dos años en busca de ayuda sobre cómo podría recuperar a mi esposo, pero no pude encontrar ayuda hasta que busqué ayuda en Internet donde encontré el sitio web de Priest Lura https: //bit.ly/2oxzGA1 ha sido alabado y glorificado por tantos ciudadanos en todo el mundo por sus buenas acciones. Me puse en contacto con él para pedirle ayuda y él me aseguró y me dijo que mis días de tristeza habían terminado. Al principio dudé de él porque ya no podía soportar el dolor. Preparó un hechizo para mí y me garantizó que mi esposo me contactaría dentro de las 72 horas posteriores a la finalización de la preparación del hechizo y me oculté a sus palabras y seguí sus instrucciones y confié en él y he aquí que estoy feliz de nuevo. con un esposo encantador y cariñoso bendecido con dos hijos maravillosos y es por eso que no dejaré de contar su buen trabajo. Dm hoy para todo tipo de hechizo a través de su correo electrónico: {[email protected]} o su WhatsApp + 1747-224-1286

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies